¿Cómo elegir la tapa del inodoro correcta?

Si vas a reformar tu baño y quieres cambiar la tapa del WC, hoy vamos a explicarte cuáles son los elementos que deberás tener en cuenta en el momento de elegirla y cuántas posibilidades tienes a tu alcance.

¿En qué debo fijarme?

Materiales;

La tapa del WC puede estar hecha de muchos tipos de materiales, todo dependerá de tus preferencias, el uso que vayas a darle y el presupuesto que puedas destinar. Estos son algunos de los materiales más comunes:

  • Plástico básico tipo polipropileno; Una opción muy económica pero no muy resistente
  • Duraplast; Combina polímeros y es resistente a los productos de limpieza, los rayos UV y cuenta con una gran durabilidad
  • Resina; Es resina de poliéster moldeada y permite la incrustación de decoraciones, además de ser muy resistente
  • Termoplástico; En este caso se trata de una resina sintética moldeada por inyección y es un material irrompible
  • Resina sintética; Resistente a los arañazos y de gran calidad.
  • Madera; Es una opción muy embellecedora que puede estar o no barnizada. Es importante que sea resistente al agua para que no genere humedad y malos olores.
  • Fibra de densidad media; Fibras de madera aglomeradas que proporcionan una gran calidad y un fácil mantenimiento.

Las bisagras;

  • Zamac; Es resistente y de gama media
  • Latón; Se utiliza para hacer bisagras tipo retro, es resistente y evita la corrosión
  • Acero inoxidable; Combinan la solidez y la resistencia a la corrosión
  • Plástico; Es la opción más estética, porque el color hace que quede totalmente integrado con la Tapa WC.

Medidas y dimensiones;

La mayoría de las tapas WC son estándar, pero existen otros tipos de tamaños personalizados con los que conseguir un mayor confort y/o que se adapten a espacios más reducidos o con formas distintas a las convencionales. Si es ese tu caso, deberás comprobar la anchura y longitud de tu inodoro y la distancia que existe entre los puntos de fijación de las bisagras.

Accesorios para mejorar el confort;

Puedes mejorar el confort de tu inodoro teniendo en cuenta la instalación de distintos tipos de complementos, como por ejemplo:

  • El freno de caída, para que la tapa WC baje progresivamente, sin hacer ruido y evitando los golpes
  • Un asiento infantil que esté integrado, para que también puedan usarlo los más pequeños de la casa
  • Un alzador de asiento, para que las personas con movilidad reducida puedan utilizarlo sin problemas.
  • Existe el asiento de inodoro japonés que puede utilizarse a modo de bidé, es decir, que expulsa un chorro de agua hacia arriba que permite una higiene más profunda en el momento en el que acabamos de hacer nuestras necesidades.

La tapa WC puede estar decorada a tu gusto, por lo que te resultará muy útil confiar en los servicios de una empresa especializada, porque además de escoger la estética encontrarás un asesoramiento especializado y propuestas hechas a medida para tu baño.

Entra en la web de Tapadelwater.com para descubrir todas las opciones que podemos ofrecerte.